Naturaleza sobria
Valle del Tabladillo

Santo Domingo de Silos se emplaza en la zona norte del Valle del Tabladillo, junto al Espacio Natural de la Yecla y los Sabinares del Arlanza. Es un área natural protegida al sur de la provincia burgalesa, que se extiende por varias localidades del valle medio del río Arlanza, a los pies de las Peñas de Cervera, con una superficie de más de 26.000 hectáreas.

Destaca el desfiladero de Yecla, con unos 600 metros de longitud (unos 20 minutos de recorrido), y se realiza a pie, a través de unas pasarelas metálicas colgantes que se han instalado en medio de una profunda garganta de paredes prácticamente verticales excavada en la roca caliza. Es un paisaje muy abrupto, hay puntos en los que parece que ambos lados de la montaña se juntan, por donde no pasa siquiera la luz del sol. El recorrido por las pasarelas no tiene ninguna dificultad, y se eleva a 100 metros de altura sobre el arroyo Cauce (afluente del río Mataviejas). Pueden verse fácilmente buitres leonados, con unas 100 parejas anidando en las cumbres.

Aquí también se localiza uno de los más extensos y mejor conservados sabinares de Europa, con ejemplares que superan los 2.000 años de vida. Además encontramos masas de encinas, quejigos y rebollos, y abundante fauna. La sabina albar (Juniperus thurifera, que significa “productora de incienso”), es una especie superviviente de épocas prehistóricas.

Actividades
Micología,
Mountain Bike,
Senderismo...

La zona pertenece al Coto micológico Pinares Sur de Burgos, y cuenta con 30.000 hectáreas. Entre las setas comestibles que se pueden encontrar se hallan los siguientes géneros: ‘lactarius’ –níscalos-, ‘boletus’ –boletos-, ‘hygrophorus’ –setas de marzo o marzuelos-, ‘pleurotas’ – conocidas como setas del cardo- y ‘lepiotas’ – a las que se denomina comúnmente como ‘parasoles’-.

Estas variedades crecen en la región silense que se acota entre Hortezuelos y Peñacoba. En la parte de pinar que une estas dos aldeas las especies más abundantes son las setas del cardo y los níscalos. De los últimos hongos su denominación botánica contiene el calificativo de delicioso en latín.

Para poder recolectar, es necesario adquirir por un precio asequible un permiso o autorización municipal.

Los aficionados al senderismo, al treking o a la bicicleta de montaña cuentan con numerosas rutas y caminos, de diferentes niveles, por los que podrán disfrutar del paisaje y del deporte. Existen varias agrupaciones y asociaciones en la zona, realizando eventos importantes dentro del circuito regional y nacional, como la marcha BTT “Colina Triste”.

Patrimonio Cultural
Santo Domingo de Silos, Covarrubias,
Lerma, Peñaranda...

Santo Domingo de Silos, Covarrubias y Lerma forman un triángulo de cultura, arte y paisaje absolutamente excepcional. A ellos se les une otros pueblos como Peñaranda, Aranda o Caleruega, que hacen del lugar un enclave con un catálogo Patrimonial y Cultural muy importante.

En Sto. Domingo de Silos es imprescindible visitar el Claustro del Monasterio Benedictino, datado en los siglos XI-XII, donde destacan los 64 capiteles y relieves existentes. También es interesante visitar la Botica y el museo del monasterio, así como otras construcciones religiosas cercanas, como la ermita Mozárabe de Santa Cecilia, en Barriosuso.

En Covarrubias, además de visitar la Colegiata y su museo, es recomendable callejear por sus típicas calles llenas de rincones con encanto.

En la barroca Villa Ducal de Lerma se debe visitar el Palacio Ducal (ahora Parador Nacional de Turismo), la Plaza Mayor, la colegiata de San Pedro y el conjunto conventual.

En la Villa de Peñaranda se encuentra el Palacio de los Condes de Miranda o de Avellaneda, construido en el siglo XVI, el Castillo, original del siglo X, declarados ambos Bienes de Interés Cultural, así como la Botica Museo o Farmacia de los Jimeno.

Rutas y caminos
Camino del Cid

La historia de Silos es la historia de Castilla: aunque Almanzor, a finales del siglo X, provocó grandes destrozos, tuvo un enorme esplendor entre los siglos XI-XIII, gracias a su impulsor Santo Domingo quien, alrededor del año 1000, reedificó el monasterio, convirtiéndose en un gran centro espiritual, cultural y artí­stico. El Monasterio de Santo Domingo de Silos está ligado a la historia del Cid, ya que en vida Rodrigo y su esposa Jimena donaron algunas de sus heredades al Monasterio, cuyo claustro, en el año 1081, año en que el Cid fue desterrado, aún se estaba construyendo. El camino del Cid pasa por esta Villa, que aparece referenciada en la obra anónima el  “Cantar del mío Cid”.

"...El Duero cruza el corazón de roble
de Iberia y de Castilla.
¡Oh, tierra triste y noble,
la de los altos llanos y yermos y roquedas,
de campos sin arados, regatos ni arboledas;
decrépitas ciudades, caminos sin mesones,
y atónitos palurdos sin danzas ni canciones
que aún van, abandonando el mortecino hogar,
como tus largos ríos, Castilla, hacia la mar!..."
- Antonio Machado
INFORMACIÓN ADICIONAL

Para cualquier información sobre otras rutas, lugares o actividades cercanas, no dudes en contactar con nosotros y te ayudaremos en todo lo que podamos.

© 2015 Todos los derechos reservados. El Mirador de Silos.